16 abril, 2017

Acupuntura Japonesa

 

La Acupuntura Japonesa se desarrolló en el S.XV se basa en el estudio y revisión de los textos y libros clásicos de la Medicina y filosofía China.

Utiliza métodos muy suaves y sutiles, Sus técnicas son indoloras, siendo muy agradable para la persona que la recibe. La inserción de aguja es muy superficial y las agujas muy finas. Se utilizan muy pocas agujas e incluso se puede realizar un tratamiento sin insertar ninguna aguja.

El método japonés se caracteriza por su claridad y simplicidad en el momento de abordar una patología siendo muy efectiva para tratar todo tipo de síntomas físicos y psicoemocionales, se acompaña a la persona durante todo el tratamiento y se va comprobando como va respondiendo a este por medio de la palpación de los pulsos y el abdomen.

La Acupuntura se complementa con otras técnicas como la Moxibustión y el masaje japonés: Shiatsu

Hay diferentes estilos: Toyohari, Terapia de Meridianos, Manaka, Shonishin...

 

Toyohari

Toyohari, es un método muy eficaz que se consolidó en los años 50, a partir de la Terapia de Meridianos.

En sus comienzos, eran médicos invidentes, esto ha hecho que sea un método que desarrolla una gran sensibilidad y conciencia del tacto, priorizando la interacción del terapeuta con la persona a partir de diferentes métodos de diagnosis como la entrevista, la observación y la palpación de pulsos y abdomen.

Es un tipo de acupuntura gentil y sin dolor, generalmente, no insertamos agujas, se utiliza el contacto suave con unas agujas de plata muy finas o con un Teishin que es una da las diversas herramientas que utilizamos.

Estas herramientas pueden ser de diferentes metales: plata, oro, platino, cobre, 5 metales...

La prioridad es regular y armonizar el Qi para recobrar la salud y la vitalidad de la persona de forma natural.

Se puede tratar la mayor parte de síntomas y enfermedades. Además del tratamiento del dolor, es muy beneficiosa para alteraciones ginecológicas, digestivas, del sistema nervioso, respiratorio, alergias y problemas  inmunológicos.

Se pueden tratar estados crónicos o agudos.

Esta indicada para todo tipo de personas y especialmente para personas muy sensibles o con miedo a las agujas.

Como es un método muy sutil requiere de una formación muy especializada y práctica que se realiza en Amsterdam y que se profundiza posteriormente con grupos de estudio y con workshops internacionales.

Moxibustión

La moxibustión  consiste en dar calor a diferentes puntos y zonas del cuerpo por medio de la combustión de una planta, la Artemisa, una vez secada y elaborada.

Hay diferentes técnicas y maneras de aplicar la moxibustión. En Japón se desarrolló mucho esta práctica por sus grandes beneficios, la técnica más usada y de mas amplio tratamiento es el  Okyo

El okyu  consiste en la aplicación de conos de moxa del tamaño de un grano de arroz en puntos específicos. El objetivo es equilibrar el flujo de Qi y aumentar la vitalidad del cuerpo de forma rápida y agradable. Su función no es propiamente dar calor  sino activar el equilibrio de forma similar a la inserción de una aguja pero  añadiendo otros beneficios como es su acción en el sistema linfático  y  el sistema circulatorio. Ademas es muy efectiva para tratar el dolor y los desarreglos hormonales y nos permite hacer un tratamiento sin insertar agujas.

Otras técnicas de moxibustión Japonesa son el Chineskyu o El Kyotosin donde la aplicación de un  suave calor permiten tonificar y calentar los puntos y zonas debilitadas.

la Moxibustión es muy beneficiosa para el tratamiento del dolor, problemas crónicos e inmunológicos, alteraciones ginecológicas...